viernes, 16 de noviembre de 2007

Aspectos metodologicos y pedagogicos

Aspectos metodológicos y pedagógicos
Teniendo en cuenta que las experiencias educativas tradicionales y sus problemas metodológicos específicos como la carencia de una visión global en los programas educativos, la tendencia a acentuar la especialización y a fomentar una percepción estrecha de la realidad, que no suscitan una respuesta activa de los alumnos y obstaculizarían el desarrollo de la Educación Ambiental.
Se consideró relevante enmarcar el proceso educativo, en un contexto cambiante en el cual se engendran sin cesar innovaciones económicas y socioculturales y nuevas problemáticas; en una historia humana actual, donde los conocimientos, la competencia técnica y ciertos valores se transforman profundamente y a veces radicalmente, en un plazo de tiempo más corto que el de la vida de un hombre.
No considerar esta educación como una nueva disciplina que viene a sumarse a otras ya existentes, ya que es considerada como la contribución de diversas 8
disciplinas y experiencias educativas al conocimiento y a la comprensión del medio ambiente, así como a la resolución de sus problemas y a su gestión.
Reconocer como punto de partida de esta educación, los problemas concretos de la realidad, en un marco analítico interdisciplinario, holístico, participativo y comunitario.
La óptica que orienta las opciones metodológicas de la Educación ambiental, tiene como presupuestos:
-Una concepción de aprendizaje que se asume dentro de las teorías modernas sobre éste, que afirman que el saber no se yuxtapone sino que se construye progresivamente en un sistema, donde cada uno de todos los elementos está en interacción con todos los demás y donde el nuevo conocimiento se incorpora al saber no sumándose a él sino reorganizando el conjunto.
-La idea de que una educación enfocada a la resolución de problemas ambientales concretos, a estimular una actitud crítica, una capacidad creadora y un nuevo sistema de valores y de comportamientos en los sujetos, representa una realidad compleja que debe ser explicada mediante la conjunción de los diferentes aspectos del saber, en una complementariedad estructurada de conocimientos teóricos y prácticos.
-La convicción de que una actitud crítica, es garante de un análisis preciso y una ordenación apropiada de los diferentes factores que intervienen en una situación dada, y a su vez, garante del desarrollo de la capacidad creadora y del estímulo al descubrimiento de nuevos métodos de análisis o de combinaciones de métodos que permitan nuevas soluciones a los problemas ambientales.
-La creencia de que un nuevo sistema de valores coadyuvará a que las decisiones ambientales: sociales, políticas, económicas y tecnológicas, se encaminen al desarrollo de la sociedad y al bienestar de los individuos, y de que dicha actitud crítica dará a éstos condiciones de descubrir las opciones que determinan las decisiones y de conocer en función de qué valores han sido tomadas, teniendo presente que la solución no estriba en la transmisión de un nuevo conjunto de valores, sino en la explicitación sistemática de los valores predominantes (acción que deberán ponderar los métodos sugeridos en todos los niveles del proceso educativo).
9
-La importancia de la práctica comunitaria en la solución de problemas concretos del medio ambiente, a ejercer sobre medios determinados; pues se considera que es en la vida diaria de la colectividad y de los problemas que en la misma se plantean, donde se generará el interés de sus individuos y los grupos sociales por mejorar y conservar la calidad del medio ambiente en que viven.
-La tendencia porque la escuela establezca y mantenga un vínculo con la comunidad para buscar soluciones conjuntas, aprovechar los recursos educativos que ésta ofrece, para promover una educación más acorde con la realidad, con las necesidades, los problemas y las aspiraciones de los individuos y las sociedades en el mundo actual.